Casas particulares Trinidad

Es fácil entender por qué Trinidad ha sido llamada «la ciudad museo de Cuba«. La ciudad, tan meticulosamente conservada, abre una ventana en el pasado, con sus edificios coloniales y plazas que se extienden irregularmente , los restos de antiguos molinos de azúcar y cabañas de los esclavos, que pertenecen a otra época.

Hay que sumergirse en el esplendor arquitectónico colonial español, disfrutar de un paseo por las pintorescas calles adoquinadas de esta ciudad por los peónes.

Trinidad fue fundada en 1514 y declarada Sitio Patrimonio de la Humanidad en 1988. La mayor parte de sus espléndidos edificios, como el Museo Histórico Municipal y el Museo de Arquitectura Trinitaria, se encuentran alrededor de la Plaza Mayor, la plaza principal de la ciudad . Permítase un poco de tiempo para un viaje a la Valle de los Ingenios (Valle de las fábricas de azúcar), afuera de la ciudad, para ver los restos de docenas de ellos del siglo 19 .

El pintoresco paisaje de Trinidad, suspendida entre las montañas y la costa del Caribe, ofrece una gran variedad de atractivos naturales. Al subir las montañas de la cercana Sierra del Escambray, refrescarse en la playa virgen de Ancón, o ir de pesca en el lago Embalse Zaza.

Casas particulares Trinidad